Últimos temas
» NORMAS DEL FORO [FIRMAR PARA NUEVOS USUARIOS]
Lun 31 Oct 2016, 22:02 por Invitado

»  Registro de Habitaciones — Opcional
Dom 05 Jun 2016, 15:48 por Severus Snape

» Registro de avatar
Miér 27 Abr 2016, 23:46 por Jolene E. Köhler

» Anna Iverness FINALIZADA
Mar 26 Abr 2016, 00:02 por Severus Snape

» Registro De Equipos De Quidditch De Hogwarts
Miér 13 Abr 2016, 12:44 por Severus Snape

» Ficha Regulus A. Black
Miér 13 Abr 2016, 12:26 por Severus Snape

» Ficha de Mark Phoenix
Jue 24 Mar 2016, 18:56 por Severus Snape

» When Darkness Arrives - NORMAL
Jue 24 Mar 2016, 17:38 por Invitado

» Casting de Regulus Black
Mar 22 Mar 2016, 23:48 por Severus Snape


Creditos & Copyrights
El foro "Mapa del Merodeador" esta basado en la primera generación de la famosa saga de JK Rowling. Por tanto nuestras tramas son nacidas de los libros, y posteriores publicacions de la autora, pero también de la imaginación de los usuarios y administradores del foro. El skin que actualmente usamos, se le agradece y da créditos a Fanatica_77, quién lo realizo para Source Code , gracias por el grandioso trabajo. Imágenes y demás, han sido tomados por internet y modificados para nuestros intereses. Los códigos de ficha, registros y demás plantillas son propiedad de Charlotte Leblanc. Se creativo, no copies, sé honesto, pide las cosas, y si se te permiten utilizarlas, da crédito a los dueños.
Estadísticas
Tenemos 482 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lisa Gutiérrez.

Nuestros miembros han publicado un total de 18198 mensajes en 1788 argumentos.
Afiliados Élite (00/40)
Hermanos (00/05)
Directorio (00/10)

If You're a Strong Female You Don't Need Permission. ▹ Allie's ID.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

If You're a Strong Female You Don't Need Permission. ▹ Allie's ID.

Mensaje por Alecto E. Carrow el Miér 27 Ene 2016, 17:50



Carrow, Alecto Eris.

Diecisiete años.
Slytherin; Séptimo.
Estudiante & aspirante a mortífago.
Sangre pura.
Lord Voldemort.
Heterosexual.
Willa Holland.

Never trust a pretty face...
 
Astuta, sabe cuidarse perfectamente sola. Independiente y amante de la libertad. No acepta la ayuda de nadie, ni aunque sea cuestión de vida o muerte. No confía en nadie, más allá de su hermano, nunca lo ha hecho. Suele resultar bastante fría, distante con la gente a la que no considera digna de confianza y aquellos que lo han traicionado verán su lado más borde y arisco. No le importa lo que piensen o digan los demás de ella. Le trae sin cuidado caer bien o no a la gente. Solo trata lo justo y necesario con cualquiera que no sea conocido. Siente la imperiosa necesidad de decir lo que piensa en todo momento. Sin importar los problemas que pueda causar con sus palabras. Suele ser bastante brusca al decir lo que tiene en mente, ya que le importa bien poco si puede llegar a herir los sentimientos de alguien.
 
Es una chica fuerte, muy segura de sí misma y está dispuesta a luchar por aquello que quiere. Lo que más caracteriza a esta chica es que por muchos baches que haya en el camino nunca deja de perseguir lo que quiere. Mientras más difícil es más se esfuerza en obtenerlo. Para conseguir aquello que desea no le importa jugar con los sentimientos de la gente. Haría cualquier cosa por lograr su objetivo. Nada la detendrá. Sabe cómo conseguir lo que desea con el método más sencillo posible. A veces ha llegado a obsesionarse, mas es un poco orgullosa y no admite las derrotas. Es muy tozuda y ni de broma aceptaría jamás que está equivocada, aún sabiéndolo defenderá su verdad con uñas y dientes hasta el final. No soporta que le lleven la contraria, y suele contestar de mala gana si esto ocurre. Jamás la oirán disculparse, su orgullo es más fuerte y no está dispuesta a rebajarse.
 
Tiene un carácter prepotente y altivo. Se burla de aquellos que consideraba inferiores, osea la mayoría de la gente y en especial a los muggles y sangre-sucia, a los cuales dirige sus criticas mal intencionadas y poco constructivas. También manipula a su antojo a las personas de su alrededor, posee un gran poder de intimidación. Definitivamente adora decirles a los demás lo que deben hacer, es una marimandona de los pies a la cabeza, cosa que consigue sacar de quicio a mucha gente. Tiene alma de lunática, siente el éxtasis recorrer sus venas cuando ve a alguien sufriendo y más si es ella la causante de su dolor. Cuando tiene un mal día se vuelve una cascarrabias, de lo más amargada, su mal humor lo paga con cualquier ente viviente que se cruce en su camino.

Si no consigue lo que desea se enrabieta y busca lograrlo aunque sea con el método más sádico que se le ocurra, ya que es muy caprichosa. No le importa decir en alto lo que está pensando o en hablar con quien sea, eso de los pudores con los desconocidos no va con ella, así que la timidez es algo que no entra en su vocabulario. Da su opinión incluso cuando no se la piden. Adora que todo el mundo la está mirando, le apasiona ser el centro de atención. Padece de algo llamado "la enfermedad de la princesa", es decir cree que todo lo que hace lo lleva a cabo a la perfección, que no tiene ni el más mínimo defecto.
 
No es de esas chicas que viva soñando con encontrar al príncipe azul, para empezar ni siquiera cree en los cuentos de hadas, mucho menos en el amor, para ella eso es cosa de imbéciles. Han pasado muchas cosas en su vida que le han hecho llegar a la conclusión de que el amor no existe, tan solo es una excusa barata para herir a los demás. De hecho si se le pregunta qué considera que es el amor responderá que para ella es una patraña creada por los escritores para hacer que sus obras tuviesen algo de substancia y atrajese más público. Los sentimientos amorosos son totalmente prescindibles, uno vive más feliz cuando no corre el riesgo de enamorarse. Porque pensándolo detenidamente la gente que se enamora es patética. Se exponen a ser heridos, se convierten en una extraña especie de acosadores, se obsesionan… ¿Qué puede haber de bueno en eso? ¡Eso es! Nada.
 
Diferentes sucesos en su vida la han llevado a descubrir el asombroso placer que se consigue única y exclusivamente a través de las actividades sexuales. Le resulta tan sencillo dejar su cerebro en piloto automático y dejarse llevar por la ola de sensaciones delirantemente placenteras que provocan las caricias de otro ser humano. Oh, cómo adora el cosquilleo provocado por el choque de la respiración de alguien sobre su piel, sumándole el hormigueo hipnotizante de sus yemas deslizándose por sus curvas. Nunca es suficiente, siempre se necesita más, pues dicha sensación es adictiva. Nadie tiene derecho alguno de reprocharle su comportamiento promiscuo, primero porque a nadie le incumbe lo que ella haga con su cuerpo y segundo porque no tiene ningún tipo de relación o lazo afectivo que implique fidelidad.
 
... Someday you'll learn that
appearances are deceiving.
D. Psicológica

Historia

«Pleasure in the job puts perfection in the work.»
Aristotle.

¿Cómo llega alguien a convertirse en un monstruo ávido de sangre? Muchos se han hecho esa pregunta después de conocer a los hermanos Carrow. La respuesta es más sencilla de lo que en un principio podría parecer, aún así no le quita gravedad a la situación. El humano es un ser racional cuyo comportamiento se desenvuelve mediante el contacto con otros individuos de su especie, lo más usual es que los propios progenitores sean los encargados de darles la educación necesaria a sus hijos para que estos sepan cuales son las normas básicas de convivencia que toda persona debe seguir ¿cierto? Bien, habiendo aclarado esto es importante resaltar que el ambiente, ya sea familiar o escolar, influye también en los hábitos de conducta de un individuo, pues a edades tempranas el ser humano es tan influenciable que se dedica a imitar el comportamiento de sus semejantes.

Al igual que otras tantas familias puristas del mundo mágico inglés, los Carrow aparentaban ser algo que no se acercaba ni de lejos a la burda realidad de su naturaleza. Ellos de puertas para afuera daban la imagen de ser una familia respetable y perfecta, sin embargo una vez estaban solos el caos se extendía en aquella casa de desequilibrados mentales. Ese lugar no era un hogar, era un maldito manicomio, un museo de atrocidades, oh cuantos secretos se podían esconder entre cuatro paredes y un par de bigas ornamentadas. Aquel hogar era lo más parecido a una dictadura que Alecto pudo llegar a vivir nunca, su padre era la ley suprema y pobre del que intentase contradecirlo.

Bueno, bueno, esta historia tiene un comienzo, así que será mejor remontarse a dicho momento para comprender mejor el inusual comportamiento de los hermanos Carrow. Tanto Bartolome como Lenice forman parte de esa cuantiosa cantidad de jóvenes que se vieron atrapados en un matrimonio concertado; por aquella época en las familias puristas era algo de lo más normal, así que jamás se oyó una queja por parte de ellos para seguir la voluntad dictada por sus padres. Aquel método para que la pureza de la sangre prevaleciera en la sociedad mágica tenía, casi siempre, unos cuantos inconvenientes. Lenice comprobó en carnes propias lo nefasto que podía ser hacerle caso a sus progenitores en lo referente al matrimonio, ya que meses después de que diese a luz al último de sus hijos empezó a ser víctima de los abusos de un ebrio Bartolome.

Alecto nunca supo ubicar con exactitud el momento en el que su querido padre pasó de ser aquel brillante hombre al que admiraba para convertirse en el horripilante ser que aparecía en sus peores pesadillas. Quizás fue en el momento en el que descubrió que su esposa no era suficiente satisfacción para sus mundanas necesidades y tuvo que salir a la calle en busca de algo que lo mantuviese entretenido. Allie no recordaba noche en la que su padre no entrase por la puerta de casa desprendiendo un fuerte olor a alcohol y reclamando la presencia inmediata de su esposa. Entre las sombras se ocultaban las acciones pecaminosas y violentas que cometían, mientras que Alecto prefería esconderse bajo las sábanas usando una almohada como barrera acústica contra los chillidos desgarradores.

Antes de lo previsto los propios hermanos Carrow fueron víctimas de los abusos de Bartolome, quien ya no tenía suficiente con Lenice. En aquella casa no había distinción alguna entre los castigos y las recompensas, todo se basaba en torturas físicas, abusos desmesurados y palabras hirientes. En algún punto de aquel infierno Alecto empezó a encontrar un deje de placer en el dolor; para ella era natural, lo más normal del mundo, era lo que le habían inculcado desde que era una mocosa. Pero no todo era malo. Durante esos años oscuros, como ella los apodaba, se hizo muy cercana a Amycus, el único que estaba a su lado para ayudarla a sobrellevar la situación.

Un ataque de risa, así fue como vivió Alecto su primer contacto con la magia, al menos viniendo de ella misma. Ocurrió en mitad de una rabieta de la chica, provocada por la cercanía excesiva de una de sus vecinas su hermano. Por Merlín, no había cosa que más odiase Alecto que alguien le robase la atención de Amycus. Él era suyo, pues ella lo consideraba de su propiedad, y nadie era lo bastante bueno para su hermano excepto ella misma. El caso es que en plena pataleta alzó la mano con un aire de demencia rodeándola y de algún modo mandó a su contrincante varios metros más allá de su antigua posición. Y sí, Alecto no pudo más que reírse con ganas al ver cómo había quedado la otra muchacha.

Pronto llegó la carta de admisión en Hogwarts, algo que había estado deseando desde hacía mucho tiempo, pues ese pequeño sobre contenía la llave de su libertad. Un año entero sin el imbécil de su padre era el mejor regalo que le pudieron hacer a Alecto por aquel entonces. No obstante, el proceso hasta llegar al castillo se le hizo de lo más tedioso. Entre la compra del material, la lechuza, el uniforme y demás cosas se le antojó una tortura, la única parte que le resultó divertida fue el momento en el que sostuvo por primera vez su varita entre las manos. Estaba un paso más cerca de convertirse en la asombrosa bruja que siempre deseó ser.

Desde el mismo momento en el que se desprendió de sus progenitores y se internó en el tren comenzó el reinado de la discordia Alectoniana. Lejos de sentirse abrumada por todas las sensaciones nuevas y desconocidas, ella se encontraba extasiada, deseosa de llegar cuanto antes al castillo que se convertiría en su hogar durante los próximos siete años. Esa misma noche, en la primera cena del año, los alumnos de primero caminaron uno por uno hasta el Sombrero Seleccionador descubriendo así la casa en la que se quedarían. Empujando a un par de irrelevantes ella consiguió colarse un par de puestos, no estaba dispuesta a esperar más de lo necesario para descubrir algo que ya sabía, el escudo de Slytherin iría prendido a su uniforme.

Los años que ha pasado en Hogwarts han sido los más aburridos, enriquecedores y delirantes de su corta existencia. Sus días se ven ocupados por múltiples torturas, ella debe dejarle claros a los sangre sucia cuál era su lugar en la pirámide de importancia. Oh, cuán acertado había sido la elección de su nombre; Alecto, como una de las Furias, ella castiga a los hijos de muggles. Si es que todo tenía más sentido del que los demás pensaban. Nadie sabe cómo los hermanos Carrow aún siguen asistiendo a Hogwarts, pues los rumores de sus espantosas torturas rondan por los pasillos y se transmitían de boca en boca igual que las historias de terror en las fogatas del campamento, aunque nadie consiguió presentar ninguna prueba concluyente que demostrase que alguno de los Carrow había actuado en su contra.
CRISSY~ © SAVAGE-THEMES
Mensajes : 12

Alecto E. Carrow
Slytherin

Volver arriba Ir abajo

Re: If You're a Strong Female You Don't Need Permission. ▹ Allie's ID.

Mensaje por Severus Snape el Miér 27 Ene 2016, 18:06


¡Bienvenida! Si aun no lo has hecho, pásate por los registros para tu avatar y demás. Ahora te ponemos color, ya puedes empezar a rolear cuando quieras.

La administración te invita a asistir si así lo deseas a nuestro evento público (una fiesta en conmemoración del 1000 aniversario de Hogwarts) o a un juego para rolear que ha creado la administración llamado roleemos.

¡Un saludo!


Severus T. Snape
-Always-
Mensajes : 203

Severus Snape
AdministradorSlytherin

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.