Últimos temas
» NORMAS DEL FORO [FIRMAR PARA NUEVOS USUARIOS]
Lun 31 Oct 2016, 22:02 por Invitado

»  Registro de Habitaciones — Opcional
Dom 05 Jun 2016, 15:48 por Severus Snape

» Registro de avatar
Miér 27 Abr 2016, 23:46 por Jolene E. Köhler

» Anna Iverness FINALIZADA
Mar 26 Abr 2016, 00:02 por Severus Snape

» Registro De Equipos De Quidditch De Hogwarts
Miér 13 Abr 2016, 12:44 por Severus Snape

» Ficha Regulus A. Black
Miér 13 Abr 2016, 12:26 por Severus Snape

» Ficha de Mark Phoenix
Jue 24 Mar 2016, 18:56 por Severus Snape

» When Darkness Arrives - NORMAL
Jue 24 Mar 2016, 17:38 por Invitado

» Casting de Regulus Black
Mar 22 Mar 2016, 23:48 por Severus Snape


Creditos & Copyrights
El foro "Mapa del Merodeador" esta basado en la primera generación de la famosa saga de JK Rowling. Por tanto nuestras tramas son nacidas de los libros, y posteriores publicacions de la autora, pero también de la imaginación de los usuarios y administradores del foro. El skin que actualmente usamos, se le agradece y da créditos a Fanatica_77, quién lo realizo para Source Code , gracias por el grandioso trabajo. Imágenes y demás, han sido tomados por internet y modificados para nuestros intereses. Los códigos de ficha, registros y demás plantillas son propiedad de Charlotte Leblanc. Se creativo, no copies, sé honesto, pide las cosas, y si se te permiten utilizarlas, da crédito a los dueños.
Estadísticas
Tenemos 482 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lisa Gutiérrez.

Nuestros miembros han publicado un total de 18198 mensajes en 1788 argumentos.
Afiliados Élite (00/40)
Hermanos (00/05)
Directorio (00/10)

Casting para Dorotea Bentzer

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Casting para Dorotea Bentzer

Mensaje por Dorotea S. Bentzer el Sáb 19 Abr 2014, 00:46


CASTING DE DOROTEA BENTZER.
Siempre hay una luz al final del túnel, aferrate a ella.



¿Por qué ingresaste al foro?
Hmm.. ya tengo más personajes aquí :)
¿Por qué deseas este personaje en particular?
Me gusta la trama en que se origina la historia de Dorotea, todo aquello de sufrir debido a ser una justiciaría, y bueno, que luego sea salvada por el chico al que amara por, al parecer, el resto de su vida.
Explicación global de la prueba de rol.
Es época de exámenes y los Raven se encargan de ayudar a los más "necesitados". Dorotea esta en ello cuando una de aquellos dolorosos recuerdos vienen a su cabeza.

El frío de otoño ya se dejaba sentir, Dorotea acomoda su bufanda como mejor puede para no coger un resfriado justo antes de los exámenes, ¿enfermarse antes de poder rendirlos? Parecía una mala broma que no estaba dispuesta a que le pasara, se había preparado hasta las orejas como toda buena ejemplar Ravenclaw, y ahora mismo estaba sentada en una de las frías bancas de cemento en uno de los jardines exteriores, alrededor de ella, tanto a sus lados como a sus pies se encontraban todos aquellos urgidos chicos que le pedían a gritos que le enseñaran todo lo que alcanzara antes de los exámenes… La rubia era conocida por ser caritativa y además de ello, hacía buen labor como profesora, por tanto no lo dudo dos veces antes de aceptar y llenar sus horas libres para ser tutora- está bien chicos, terminen de leer la página y luego se los explico, iré a mover un poco las piernas aquí mismo- sonrió amable y se hizo paso por entre ellos para entonces caminar un poco calentando su cuerpo que se hallaba ya congelado al estar tanto tiempo sentada, ¿por qué no ir a la biblioteca? Irónicamente, aquel lugar que todos los días del año parecía un desierto, ahora estaba abarrotada de personas, igual que el gran comedor y los pasillos existentes… se notaba a leguas que se acercaban los días de exámenes.

La chica se abrazó a sí misma con fuerza, miro sus manos, parecían estar ya un poco moradas, las acercó a su boca y soplo aire caliente en ellas para poder descongelarlas, esto se sintió increíble. Busco entre sus bolsillos a por sus guantes y descubrió que nos los tenía, maldijo en voz baja y miró el paisaje que le rodeaba. Aquel lugar daba justamente hacía el bosque prohibido. Antes podría haberle parecido un lugar lleno de ejemplares misteriosos y merecedores de estudio de árboles y también raras especies, ¡hay dentro inclusive habían unicornios! Pero ahora, aquel sitio no podía menos que darle escalofríos de tan sólo verlo o pensarlo.

Se vio a ella misma en tercer grado, corriendo de las garras de aquel chico de expresiones duras y crueles, se vio a sí misma tirada en el suelo, inmovilizada por crucios tan fuerte que hasta el día de hoy las lágrimas caen, gruesas, por su rostro. Nunca antes había sentido un dolor siquiera parecido. Nunca antes había sido humillada tal y cómo esa vez, aquel día fue el peor de su vida y el mejor también, ¿irónico, no? - ¿Dorotea? – sintió unos brazos rodearla, cerró sus ojos y más lágrimas cayeron por las heladas mejillas. Podía sentir seguridad en esos brazos, se dio media vuelta en los mismos y sonrió como pudo- ¿qué tal estás, Amos?- él notó sus lágrimas, y supo de inmediato la causa de ellas, levanto una de sus manos y lo más cuidadosa y dulcemente que podía hacer, secó sus lágriams- no tienes que dañarte recordando aquello, ¿sabes? – ella asintió mientras cogía la mano de él en su rostro y la besaba con cariño.- lo sé, pero descuida… al final sonrió porque recuerdo que ese fue nuestro comienzo.- el chico le sonrió y acercó su rostro, besando los fríos y delgados labios de ella, lenta y suavemente, como si se le fuera el día en ello, ella claro que respondió, sus labios, su cuerpo completo sólo podía responder a los estímulos de él, aquel chico se había convertido en su todo, por más cursi y romántico que se oyese.- ¡Dorotea, ya terminamos! – escuchó a uno de sus enseñados gritarle unos metros más allá, ella levanto su pulgar y volvió a mirar a su novio- debo volver, están desesperados por los exámenes- musitó ella sin separar la vista de los labios de él, los cuales se modelaron en una sonrisa y se abrieron diciendo que lo entendían. Fue ella quien se acercó a besarlo, un beso corto pero con sentimiento, en cuanto se separaron, ella camino sin volver la cabeza atrás por miedo a caer entre su encantador rostro y querer escapar de su tutoría, ya habría tiempo para ellos- Dory….- sintió una de las fuertes y grandes manos de él agarrar una de ella, se volvió con una sonrisa y él sacó de sus bolsillos unos guantes, los suyos propios- descuida, no te entretendré pero me gustaría que tuvieras los míos, suponiendo que los tuyos no los traes- oyó su ronca voz y sintió un escalofrío, pero de los buenos, ella asintió diciendo- supones bien, gracias, amor- se acercó lo suficiente como para rozar sus labios y narices juntos- te amo, nos veremos pronto…- susurró uniendo sus labios, mientras él colocaba sus guantes, un poco gigantes, en sus manos.

Luego corrió con sus estudiantes, cogiendo rápidamente su libro para intentar coger concentración nuevamente, pero sabiendo que su novio aún no apartaba su vista de ella, no podía hacerlo.- bien, bien, ¿entonces, qué entendieron? – preguntó mirando a todos, mientras ellos comenzaban a decirle aquello, Doro levanto su vista para mirar una grandiosa sonrisa en aquellos labios que aún podía saborear en los suyos, se sonrió ampliamente y luego movió su cabeza en un gesto de que se fuese ya.- ¿Doro?- ella volvió su concentración a los chicos y chicas a su alrededor e intento explicar lo mejor que podía la materia que estaban viendo, sintió como el calor hacía presencia entre sus dedos gracias a aquellos guantes que eran fácilmente el doble de grande que sus manos y algo saltó en su estómago, el amor que tenía por Amos, su salvador, héroe, novio, mejor amigo… se estaba agigantando más y más, ¿acaso era posible?

P. Flintstones.
Mensajes : 7

Dorotea S. Bentzer

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.